Kenia, una exempleada de cafetería, viajaba en una motocicleta de las denominadas Ninja junto al mombrado Frankeli Almonte quien resultó con fracturas en distintas partes del cuerpo.
La mujer era oriunda de la comunidad de Mocan y deja en la orfandad a tres hijos los cuales residen en los Estados Unidos y los cuales en la actualidad gestionaban llevarsela a vivir con ellos. 

Su cuerpo permanece en el Hospital Juan XXIII del sector Los Jazmines donde fue trasladada por la Cruz Roja de Baitoa.

fuente:Elcorreodigital